Hay muchas empresas que ofrecen la posibilidad de tener una página web gratuita, como puede ser Wix, Blogspot, Enmiweb, etc. Estas empresas ofrecen opciones interesantes para personas o proyectos que aún no han comenzado realmente a ganar dinero con su proyecto, para aquellos que aún no tienen un negocio funcionando o para cualquier proyecto no profesional. Es un buen primer paso, y ante todo, quiero dejar una cosa clara: es mejor que nada. Es mejor tener una página web a través de una plataforma gratuita que no tener nada.

 Pero aún así, si tú tienes un negocio o un proyecto profesional que quieres que te sirva para captar clientes y dar credibilidad y confianza sobre tu actividad, lamentablemente estas plataformas gratuitas NO son apropiadas para ti. Te explicaré por qué.

1. El dominio no es profesional

(Si no sabes lo que es un dominio, en este artículo lo explicamos en detalle)

En primer lugar, la mayoría de estas páginas web gratuitas utilizan dominios que terminan en .tl, o .tk, o que llevan la palabra “wix” en medio:

Cómo se ve en el buscador el dominio de una web gratuita.

Cómo se ve en el buscador nuestro dominio.

Estos dominios son muy poco profesionales y TODOS tus clientes van a saber inmediatamente que no tienes dinero para hacer una página web con un dominio propio.

 2. Las plantillas dan problemas

Otro factor muy importante a tener en cuenta son las plantillas. Las plantillas gratuitas dan MUCHOS problemas y es prácticamente imposible que consigas lo que tú necesitas. Las imágenes te van a salir desajustadas, los bordes no van a quedar como tú quieres, los menús van a ocupar más tamaño del que esperabas y puede que incluso la web falle en determinados soportes, como móviles, tablets, etc.

Una vez más estamos ante una herramienta NO profesional. Está muy bien para alguien que está empezando, pero si tú quieres dar una imagen limpia y confiable para tu negocio, no es la opción correcta.

3. Su diseño es de baja calidad.

Lo siento pero hay que aceptar una realidad: las webs gratuitas son muy feas. ¿Por qué? Porque no las está haciendo un diseñador. Y con todos mis respetos y con todo mi cariño, si tú te pones a hacer una página web por tu cuenta, te va a quedar un resultado bastante regular.

En primer lugar porque es probable que muchas de las funciones técnicas no sepas usarlas correctamente, y en segundo lugar, porque aunque estés en una plataforma gratuita, las imágenes de la web tienen que estar correctamente editadas y la composición tiene que ser armoniosa. Aquí te pongo algunos ejemplos REALES de webs de plataformas gratuitas:

Un diseñador que lleva toda la vida dedicada a hacer webs bonitas… te hará una web preciosa en pocas horas. Pero si tú te pones a hacerlo por tu cuenta, lo más probable es que no te salga bien. Aquí te pongo ejemplos de webs hechas en WORDPRESS, que, en manos expertas, es una verdadera maravilla para el diseño web.

 

4. No suelen ajustarse a tus necesidades.

Muchas veces te ofrecen gran cantidad de efectos y botones que no tienen una utilidad real, y lo único que hacen es que el usuario que no es diseñador los active todos y haga de su página web un auténtico caos donde no existe una funcionalidad real.

Y por otro lado, muchas cosas que podemos necesitar personalizar o ajustar para nuestro modelo de negocio, sencillamente no nos dan la opción para hacerlo. Además algunas plataformas de webs gratuitas no permiten editar los códigos de la web, así que ni siquiera con la ayuda de un programador podrías personalizar la web a tu gusto.

5. Peligros de seguridad.

Los servidores de las webs gratuitas alojan cientos de webs al mismo tiempo. Si esos servidores son atacados, con ellos caerán tu página y todas las demás, y hasta que no arreglen esa caída, tu web no podrá volver a estar activa. Es como dar las llaves de tu casa a un desconocido para que la cuide.

Si algo va mal, puedes perder todo tu trabajo y ni siquiera podrás encargarte personalmente de gestionar la seguridad, ni saber cuánto tiempo va a tardar en solucionarse. Piensa que tu sitio web, en realidad no es tuyo, pertenece a la empresa a la que se lo contratas, y si esta deja de existir, tu web también.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies